Sor Fautina Kowalska, Juan Pablo II y el Papa Francisco: El círculo de la Divina Misericordia

Sor Fautina Kowalska, Juan Pablo II y el Papa Francisco: El círculo de la Divina Misericordia
por

Aprovechemos este día para recibir todos la misericordia de Jesús

La Jornada de hoy por la mañana en Cracovia ha estado basada en la Misericordia. Papa Francisco visitó el Santuario de la Divina Misericordia, pasó por la Puerta Santa, confesó a algunos jóvenes en el Santuario y celebró misa con sacerdotes, religiosas, religiosos, consagrados y seminaristas polacos. Sor Faustina Kowalska y San Juan Pablo II han estado muy presentes en todos los actos.

El culto de la Divina Misericordia consiste en dar testimonio en la propia vida del espíritu de confianza en Dios y de misericordia hacia el prójimo. Y este es, de hecho, el punto fundamental del ejemplo que nos dejó sor Faustina Kowalska, la religiosa polaca que dio el empuje decisivo a esta devoción.

Y fue el papa Juan Pablo II quien beatificó (1992) y canonizó (2000) a la religiosa polaca. La devoción del Papa polaco a la Divina Misericordia venía de lejos, fruto también de su devoción particular. Así, su segunda encíclica como Papa fue sobre la Misericordia Divina (Dives in Misericordia, 1980) en la que, siguiendo el relato de la parábola del Hijo Pródigo, trazó los rasgos de la Misericordia de Dios, de un Dios que perdona, por grandes que hayan sido los pecados de los hombres.

Papa Francisco ha sido quien ha cerrado el círculo de la Divina Misericordia con dos signos: La celebración este año del Año Jubilar de la Misericordia y la celebración de la JMJ en Cracovia, lugar de inicio de la veneración de la Divina Misericordia. El círculo virtuoso iniciado por sor Faustina y continuado por San Juan Pablo II, tuvo hoy su gran cita.

Papa Francisco en el Santuario de la Divina Misericordia

 Col7VLRXYAIUvv-
Tras rezar y firmar en el libro de honor del convento de la Divina Misericordia, Papa Francisco quiso ofrecer algunas improvisadas palabras a los jóvenes: “El Señor hoy nos quiere hacer sentir más profundamente su gran misericordia. Nunca nos alejemos de Jesús. Aunque pensemos que por nuestros pecados o nuestra falta somos lo peor. Así nos prefiere él, así su misericordia se derrama. Aprovechemos este día para recibir todos la misericordia de Jesús”.
Col-ophW8AA8K-y Col8xkCWYAAczpH
Papa Francisco atravesaría la puerta del Santuario de la Divina Misericordia y confesó a cinco jóvenes que esperaban a que la gracia de Dios inundara sus corazones.
Papa-Fco-con-jovenes
Publicado por: Aleteia
share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *