ORACIÓN DEL MEDIO DÍA CON EL P. RUBÉN 16 DE MAYO

ORACIÓN DEL MEDIO DÍA CON EL P. RUBÉN 16 DE MAYO

Oración del medio día con el P. Rubén 16 de Mayo

“La palabra de María”

Que no dude de Dios,
aunque me parezca imposible. Que, siendo libre,
no me olvide de Dios.
Que siendo esclavo
me sienta libre en Dios.

Que me alegre por el hecho
de haber sido tocado por Dios,
Que nunca deje de llamarte: bienaventurada¡
Que disfrute con tantas cosas
que Dios hace por mí y en mí,
Que disperse de mí, como lo hizo totalmente de ti,
la soberbia y el orgullo.

Que me haga gustar la grandeza de la pobreza y la miseria de la riqueza,
Que me colme de lo bueno para vivir
y me aparte del maligno que me hacer morir.

Y si en algún instante, María,
rompo con la palabra que ofrecí a Dios: te pido me recuerdes que la proeza
no está en el la cantidad
sino en la calidad de lo que se da.
Que al igual que Tú, María,
sepa darme y no contentarme con dar. Amén.

El Ángel del Señor anuncio a María y concibió por obra del Espíritu Santo, Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu palabra. Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

Y el verbo de Dios se hizo carne y habito entre nosotros. Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

Ruega por nosotros santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oración:

Te suplicamos Señor que derrames tu gracia en nuestras almas para los que por el anuncio del ángel hemos conocido la encarnación de tu hijo Jesucristo por su pasión y cruz seamos llevador a la gloria de la resurrección por el mismo Jesucristo nuestro señor Amen.

La bendición de Dios todo poderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, Amén.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *