Oración del Ángelus por el P. Rubén 18 de Noviembre 2018

Oración del Ángelus por el P. Rubén 18 de Noviembre 2018

Oración del Medio día por el P. Rubén 18 de Noviembre 2018

Hermanos: No tendríamos que esperar con temor y temblor la plena venida de Cristo, sino más bien con confianza y esperanza. Dios no nos acecha para sorprendernos en un momento de debilidad, ya que él es un Dios que nos ama y nos salva. Tampoco hemos de esperarlo con pasividad, ya que nos ha dado un mundo que tenemos que transformar y edificar como nuevo, asentado en la justicia, la amistad y la paz. Es ciertamente una tarea

que está por encima de nuestras fuerzas, pero que podemos llevar a cabo si como comunidad vivimos el evangelio.

Oh Dios, Padre nuestro: Por medio  de tu Hijo nos aconsejaste no preocuparnos por el día o la hora en que el viejo mundo acabará, porque sólo tú conoces cuándo sucederá. Abre nuestros ojos a las señales de la venida de Jesús y haz que lo veamos ya ahora caminando a nuestro lado. Guárdanos fieles en esperanza y vigilantes en nuestro amor a ti y en nuestro interés y preocupación por los hermanos. Que así sea.

Rezo del Ángelus

El Ángel del Señor anuncio a María y concibió por obra del Espíritu Santo, Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu palabra. Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

Y el verbo de Dios se hizo carne y habito entre nosotros. Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

Ruega por nosotros santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oración:

Te suplicamos Señor que derrames tu gracia en nuestras almas para los que por el anuncio del ángel hemos conocido la encarnación de tu hijo Jesucristo por su pasión y cruz seamos llevados a la gloria de la resurrección por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

Amen.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *