Oración de medio día con el P. Rubén 30 de mayo 2016

Oración de medio día con el P. Rubén 30 de mayo 2016

Oración del medio día con el P. Rubén 30 de Mayo

“María, Madre de Cristo”

Si yo me olvido de Ti, Tú no te olvides de mí.
Si me alejo de regazo, Tú no te alejes de mí.
Si me despisto y no te rezo, no dejes de hablarme.
María, si te miro y olvido a Jesús, llévame hasta El.
Si no te miro y sólo miro a El, que, El me lleve a Ti.
María, haz un hueco en tu corazón y en tu alma
para que, junto con Jesús, pueda habitar y crecer en esperanza.

María, si me enfrío, llévame a tu encuentro, si me aparto, rescátame,
si dudo, hazme reflexivo, si tropiezo, levántame.

María, haz que nunca olvide que tu grandeza y tu belleza fue el dejarte moldear por Dios. Amén.

El Ángel del Señor anuncio a María y concibió por obra del Espíritu Santo, Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu palabra. Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

Y el verbo de Dios se hizo carne y habito entre nosotros. Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María madre de Dios ruega Señora por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amén.

Ruega por nosotros santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oración:

Te suplicamos Señor que derrames tu gracia en nuestras almas para los que por el anuncio del ángel hemos conocido la encarnación de tu hijo Jesucristo por su pasión y cruz seamos llevador a la gloria de la resurrección por el mismo Jesucristo nuestro señor Amen.

La bendición de Dios todo poderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, Amén.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *