Semana Santa en el cine

Semana Santa en el cine

El cine también ha aportado muchas grandes producciones que representan la Pasión de Cristo y nos ayudan a sensibilizar los grandes hechos de Cristo Jesús cuando estuvo en la tierra, aquí algunos ejemplos que podemos disfrutar estos días.

  1. La pasión de Cristo (2004): Obra maestra conmovedora y nada gazmoña que puede ayudar en estos días tanto como cualquier lectura o pieza musical; puede ser más cercana al público joven que un Stabat Mater o una Pasión de Bach. Basada en los Evangelios y en las revelaciones privadas de Emmerich y María de Ágreda, así como en el rostro de la Sábana Santa, tiene los matices propios de Gibson: naturalismo puro que apuesta por los idiomas originales y por la atención gore a los suplicios de Cristo; sangre que salpica la pantalla, pero también visión mariana y un mensaje claro: Cristo hace nuevas todas las cosas.

  1. El evangelio según San Mateo (1964): Maravillosa e imprescindible cinta de Pasolini. Dedicada a Juan XXIII, es una versión neorrealista, sencilla y sincera, simple, periférica. Pasolini tira de pobres y analfabetos. L’Osservatore Romano ha calificado al director como «un padre de la Iglesia en película: Pasolini se convierte en maestro de la fe mediante imágenes». Según el papa Francisco, es la mejor obra sobre Jesús en la historia del cine.

  1. Ben-Hur (1959): Una de nuestras favoritas. La joya de los amantes del péplum y del arte total. Colosal y a la vez íntima. Es una de esas cintas que hay que ver como mínimo cinco veces antes de morir. Cuenta las relaciones entre el romano Messala y el judío Ben-Hur mientras Jesús está en la tierra; un Jesús que no vemos directamente pero que marca toda la vida del protagonista y de su familia. Un Cristo que cambia la vida de las personas y que salva al mundo mientras este se entretiene con sus luchas de poder. ¿Hay alguien que no recuerde la memorable carrera de carros?

  1. El hombre que hacía milagros (2000): Imprescindible. Producida por Mel Gibson, es una de las mejores cintas sobre la vida de Cristo. Y eso que es una animación de muñecos de plastilina. Fiel a los Evangelios, e imaginativa, tiene fuerza y es capaz de mostrar los matices humanos y divinos de Jesús de un modo atractivo y adecuado para niños.

  1. Jesús de Nazaret (1977): La obra de Franco Zeffirelli sigue siendo una de las mejores aproximaciones a la vida de Jesús. Es una miniserie de televisión y no una película; tómenla con calma, porque dura lo suyo. Realista y conmovedora, tiene un reparto de lujo con Robert Powell, Anthony Quinn, Laurence Olivier y Claudia Cardinale. Un recorrido fiel por los Evangelios, con añadidos que no desencajan. En algunos momentos quizá sobre cierto misticismo en Jesús.

  1. Rey de reyes (1961): Nunca antes se habían utilizado tantos medios para narrar la vida y muerte de Cristo. Resultado espectacular, colosal e inteligente; no debe sorprender siendo producto del bohemio y genial Nicholas Ray (el de Rebelde sin causa). Aproximación psicológica, sin ñoñerías y respetuosa a los mensajes evangélicos, con inspiraciones de Tácito. Rodada en España, cuenta con Carmen Sevilla como María Magdalena.

  1. La túnica sagrada (1953): Primera película de la historia en Cinemascope. Basada en la novela de Lloyd C. Douglas, y protagonizada por Richard Burton, cuenta la historia de Marcelo Galio, un tribuno romano enviado a Palestina como castigo; toda circunstancia es buena si se aprovecha bien, y Marcelo acabará estando al pie de la cruz de Cristo, al que se convierte. Sin lugar a dudas, uno de los mejores espectáculos bíblicos.

  1. Barrabás (1961): ¿Han leído el maravilloso libro homónimo del Premio Nobel Pär Lagerkvist? Pues esta es su recreación fílmica con un Anthony Quinn que se sale, como protagonista. Superproducción sobre Barrabás, y sus suplicios tras ser indultado por Poncio Pilato. Véanla, no aburre. Tormento tras tormento, y acción a mansalva. Es de esas películas que aportan.

  1. Espartaco (1960): Kucrick y Douglas. ¿Hay que decir más? Magistral, impresionante. Épica de un esclavo como libertador de esclavos y emociones a flor de piel, sobre todo en esas últimas escenas con la crucifixión en masa (¡buf!). Una apasionante película sobre la una afirmación: la libertad es el don más grande que los cielos dieron al hombre.

  1. Los 10 mandamientos (1956): Último trabajo de Cecil B. DeMille, a los 33 años de su primera versión. La vida de Moisés, y sus cambios, con un gran Charlton Heston y un magnífico Yul Brinner. ¿Quién no recuerda las dos paredes de agua entre las cuales huyen los israelitas? Fuerza narrativa para contar la liberación de Egipto y las promesas de Dios a su pueblo. Para los más pequeños, hay una versión animada de la vida de Moisés en la imprescindible El Príncipe de Egipto (1998).

  1. Las sandalias del pescador (1968): Entrañable, pedagógica e inteligente, con un Atnhony Quinn memorable y convincente. Película profética de los tiempos futuros de la Iglesia y de un papa incluso que vendría de un país lejano. Tiene discursos sobre la periferia y la descentralización propios del actual magisterio de Francisco.

  1. La última tentación de Cristo (1988): Cine existencialista, que se puede ver con cierto criterio. Versión blasfema de Cristo según Juan Pablo II. Indignó a Madre Teresa de Calcuta y a Franco Zeffirelli. Vale la pena revisitar la polémica cinta de Scorsese, ahora que con Silencio el director parece haber hecho un cierto recorrido humano. Propone a un Jesús arriano, histriónico y constructor de las cruces que utilizan los romanos. Un Cristo sin divinidad, desleal, orgulloso, apocado, incapaz de verdad, y que acabará rebelándose contra Dios. Dura, árida, y con interpretaciones magníficas de Dafoe, Keitel y David Bowie.

 Publicado por: Aleteia
share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *