Propuestas para vivir cristianamente la fiesta de Todos los Santos

Propuestas para vivir cristianamente la fiesta de Todos los Santos

Este día se celebran a todos los millones de personas que han llegado al cielo, aunque sean desconocidos para nosotros. Santo es aquel que ha llegado al cielo, algunos han sido canonizados y son por esto propuestos por la Iglesia como ejemplos de vida cristiana.

La gloria de Dios resplandece en cada uno de los santos

El Catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que aquellos «que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, viven para siempre con Cristo. Son para siempre semejantes a Dios, porque lo ven “tal cual es” (1 Jn 3, 2), cara a cara (cf. 1 Co 13, 12; Ap 22, 4)». A algunos de ellos los veneramos en algún día especialmente dedicado a ellos. A todos los veneramos el 1 de noviembre en la Solemnidad de Todos Santos.

Pues bien, el Prefacio I de los Santos, titulado “La Gloria de los Santos”, nos puede ayudar a entender porque veneramos a los Santos:

En verdad es justo darte gracias y deber nuestro glorificarte, Padre santo. Porque tu gloria resplandece en cada uno de los santos, ya que, al coronar sus méritos, coronas tus propios dones. Con su vida, nos proporcionas ejemplo, ayuda, con su intercesión, y por la comunión con ellos, nos haces participar de sus bienes, para que, alentados por testigos tan insignes, lleguemos victoriosos al fin de la carrera y alcancemos con ellos la corona inmortal de la gloria.

La Carta a los Hebreos nos los describe de esta forma, unidos a Jesús y en comunión con nosotros:

Innumerables son estos testigos que nos envuelven como una nube. Depongamos, pues, toda carga inútil, y en especial las amarras del pecado, para correr hasta el final la prueba que nos espera, fijos los ojos en Jesús, que organiza esta carrera de la fe y la premia al final. (Hb 12, 1-2a)

Todos estamos llamados a ser santos

Este debe ser uno de los frutos más importantes de esta solemnidad. Recordar que todos estamos llamados a ser santos, como lo expone muy bien san Pablo cuando con recuerda que Dios “nos ha elegido en él (Cristo), antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e irreprochables en su presencia, por el amor” (Ef 1, 4).

Y san Pedro, la Roca sobre la cual Jesús edificó su Iglesia nos enseña lo siguiente: “Si es santo el que los llamó, también ustedes han de ser santos en toda su conducta, según dice la Escritura: Sean santos, porque yo soy santo” (1Pe 1, 15-16).

Según Benedicto XVI, “el santo es aquel que está tan fascinado por la belleza de Dios y por su perfecta verdad que éstas lo irán progresivamente transformando. Por esta belleza y verdad está dispuesto a renunciar a todo, también a sí mismo. Le es suficiente el amor de Dios, que experimenta y transmite en el servicio humilde y desinteresado del prójimo”.

Propuestas para celebrar la Solemnidad de Todos Santos

He aquí unas propuestas eficaces para meternos en el maravilloso mundo de la santidad, a la que hemos sido llamados.

La Fiesta de los Santos: Llamado universal a la santidad

«La Fiesta de los Santos» es una iniciativa de los Apóstoles de la Palabra para recordar a todos los católicos el llamado universal a la santidad, puesto que Dios quiere que todos seamos santos (cfr. 1 Pe 1, 16).

En este sentido, la Biblia nos presenta innumerables modelos de vida, que pueden ayudarnos a dar pasos muy concretos para avanzar en la propia santificación. Por otra parte, a lo largo de la Historia de la Iglesia muchos discípulos de Cristo han recorrido este mismo itinerario.

Consiste en aprovechar la celebración de la Fiesta de Todos Santos para organizar un concurso en el cual los participantes cumplan las siguientes BASES:

1) Vestirse de su santo (a) o personaje bíblico favorito (a).
2) Narrar en primera persona y brevemente (3-5 minutos) la vida del (a) santo (a) favorito (a), resaltando la vivencia de las virtudes, que le ayudaron a alcanzar la santidad.
3) Responder a algunas preguntas, planteadas por los integrantes del Jurado calificador y el público asistente.

¿Quiénes pueden participar?

Todos, puesto que hay varias categorías:
1) Niños.
2) Adolescentes.
3) Jóvenes.
4) Adultos.

¿Cuándo puede celebrarse? De manera especial el 1 de noviembre, aunque puede realizarse con motivo de la fiesta patronal, lo que motivará que se profundice en la vida del (a) santo (a) patrono (a).

También puede realizarse al finalizar la catequesis presacramental o en otro momento que se considere oportuno, como las vacaciones de verano o de diciembre.

Para darle un sabor eminentemente bíblico, puede realizarse utilizando personajes de la Sagrada Escritura, como Abraham, Moisés, Josué, Miriam, David, Rut, Noemí, Sara, Raquel, María, Pedro, Pablo, Aquila, Priscila, Marcos, etc., o haciendo resaltar en los santos su conformidad con la Palabra de Dios, subrayando algún aspecto particular.

La realización se realiza en el marco de una convivencia, donde hay cantos, dinámicas y obras de teatro.

Para otorgar el Primero, Segundo y Tercer Lugar el Jurado calificador tiene presente no sólo el vestuario, sino ante todo la narración de los datos del personaje seleccionado por el participante.

La Letanía de los Santos

El Concilio Vaticano II nos recuerda que “es sumamente conveniente que amemos a estos amigos y coherederos de Cristo, hermanos también y eximios bienhechores nuestros; que rindamos a Dios las gracias que le debemos por ellos; que los invoquemos humildemente y que acudamos a sus oraciones, protección y socorro. Todo genuino testimonio de amor que ofrezcamos a los santos se dirige a Cristo y termina en El, que es “la corona de todos los santos” y por El va a Dios, que es admirable en sus santos y en ellos es glorificado” (Lumen Gentium, 50).
Pues bien, una forma bellísima es recitando o entonando la Letanía de los Santos:

-Señor, ten piedad de nosotros (se repite)
-Cristo, ten piedad de nosotros (se repite)
-Señor, ten piedad de nosotros (se repite)
-Santa María, Madre de Dios, Ruega por nosotros
-San Miguel,   Ruega por nosotros.
-Santos Ángeles de Dios,       Rueguen por nosotros.
-San José, Ruega por nosotros
-San Juan Bautista,    Ruega por nosotros.
-Santos Pedro y Pablo,          Rueguen por nosotros.
-San Andrés, Ruega por nosotros
-San Juan, Ruega por nosotros
-Santa María Magdalena, Ruega por nosotros
-San Esteban, Ruega por nosotros
-San Lorenzo, Ruega por nosotros
-San Ignacio de Antioquía, Ruega por nosotros
-San Lorenzo, Ruega por nosotros.
-Santas Perpetua y Felicidad,          Rueguen por nosotros.
-San Gregorio, Ruega por nosotros
-San Agustín, Ruega por nosotros
-San Atanasio, Ruega por nosotros
-San Basilio, Ruega por nosotros
-San Martín, Ruega por nosotros
-San Benito,    Ruega por nosotros.
-Santos Francisco y Domingo,          Rueguen por nosotros.
-San Francisco Javier, Ruega por nosotros
-San Juan María Vianney, Ruega por nosotros
-Santa Teresa de Avila, Ruega por nosotros
-Santa Catalina de Siena,      Ruega por nosotros.
-Santos y santas de Dios,      Rueguen por nosotros.
-Muéstrate propicio, Líbranos, Señor.
-De todo mal, Líbranos, Señor.
-De todo pecado, Líbranos, Señor.
-De la muerte eterna, Líbranos, Señor.
-Por tu encarnación, Líbranos, Señor.
-Por tu muerte y resurrección, Líbranos, Señor.
-Por el envío del Espíritu Santo,      Líbranos, Señor.
-Nosotros, que somos pecadores, Te rogamos, óyenos.
-Jesús, Hijo de Dios vivo,       Te rogamos, óyenos.
-Cristo, óyenos, -Cristo, escúchanos
-Cristo, escúchanos, -Cristo, escúchanos

Holywins

Holywins es un juego de palabras que en inglés significa “la santidad vence”. En la diócesis de Alcalá de Henares desde 2009 se celebra Holywins desde la Catedral: una Vigilia de adoración eucarística y evangelización por las calles. Aquí, como en muchos países, la Iglesia está rescatando el verdadero sentido de este misterio central de nuestra fe con propuestas festivas para los niños.

Se trata de crear un espacio para que los niños puedan celebrar cristianamente esta festividad. Holywins está llamada a ser una fiesta del Cielo, en la que descubramos que hemos sido creados para el Cielo, para la amistad con Dios, ya aquí en la tierra, que será plena cuando estemos cara a cara con Él en la eternidad. Que el Cielo vive volcado sobre la tierra, ayudándonos a llegar a la meta, a ser santos como Dios es santo. A creer, a celebrar y vivir que Cristo está vivo, ha vencido a la muerte y nos ha hecho partícipes de su vida inmortal. Que la Trinidad Santa “nos vive” y acompaña, junto con la Virgen María y todos los santos y ángeles.

Holywins consiste en celebrar, en la Vigilia de la Solemmidad de todos los santos, la fe que nos enseña nuestra Madre la Iglesia: creo en la resurrección de la carne, en la vida eterna, en la comunión de los santos, y que los niños y jóvenes vivan en comunión con la tierra y con el cielo, para alcanzar la santidad y llegar a la vida eterna.

Entre las actividades que se realizan, podemos mencionar las siguientes: actuaciones musicales, juegos y dinámicas infantiles, castillos inflables y muchas más sorpresas. Uno de los momentos culminantes es la Eucaristía. Después de escuchar y meditar la Palabra de Dios, recibimos el Cuerpo y la Sangre de Cristo para llevarlo después por las calles a nuestros hermanos que no lo conocen o lo han olvidado. Seguidamente, adoración, envío y evangelización. Esta vigilia de evangelización culminación, con una adoración eucarística en la iglesia o en alguna plaza o auditorio apropiado. ¡Todos están invitados: familias, sacerdotes, religiosos, parroquias, colegios,movimientos, niños, jóvenes, adultos, mayores…!

Fiesta de los Santos con los Apostolines

Apostolines es el Departamento infantil del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”, que conocen desde la niñez la Biblia y la Apologética, y evangelizan de muchas maneras.

En la celebración profana de Halloween los niños y adolescentes se disfrazan de personajes relacionados con las películas de terror (vampiros, hombres lobo, brujas, Frankestein y los mas variados monstruos) y recorren las calles y tocan a las puertas solicitando alguna golosina o algún donativo.

Para dar un sentido católico a estos días, una idea muy interesante puede ser que los Apostolines organicen la Fiesta de los Santos promoviendo que los niños y adolescentes católicos recorran las calles y visiten las casas para narrar la vida de su santo favorito o del personaje bíblico de su preferencia, o explicando la devoción católica a los ángeles, especialmente a los ángeles custodios.

Para eso, cada niño puede escoger algún personaje para representarlo, poniéndose la ropa mas adecuada para caracterizarlo. Puede seleccionarlo de entre los personajes bíblicos, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, o de los santos del santoral católico. Una buena idea sería vestirse de ángeles para dar a conocer la verdadera devoción al angel de la guarda o a los ángeles que presenta la Sagrada Escritura.

Fuente Aleteia

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *