¿Por qué la Iglesia es una, santa, católica y apostólica?

¿Por qué la Iglesia es una, santa, católica y apostólica?

¿Cuántas religiones existen en tu localidad? Como el mundo se ha convertido en un pueblito y hay un gran desplazamiento humano, no es raro que estemos conviviendo con personas de muy diversas religiones.

En el zócalo de la Ciudad de México, por ejemplo, bailan los danzantes ante la admiración de propios y extraños; tanto aman la mexicanidad que han renunciado al catolicismo y han reconstruido artificialmente la religión de los aztecas. Hoy adoran a Huizilopoxtli y a Tonantzin, nuestra madrecita tierra.

Con frecuencia vemos a una familia judía, con su ropa tan característica, comprando junto a nosotros en el mercado. A la puerta de un comercio está el dueño musulmán con un extraño rosario en la mano. ¡Qué elegantes se ven los brahamanes de la India con sus hermosos turbantes! En los restaurantes chinos podemos ver bellas estatuitas de Buda o de algunas deidades del antiguo celeste imperio y de la  hoy China Roja.

Se han multiplicado las tiendas de santería debido al turismo con Cuba que, como no tiene nada que vendernos, nos vende esa religión africana, y nosotros la compramos con avidez porque nos gustan las cosas raras.

A esto añadimos las sectas de origen más o menos cristiano y las religiones sacadas de la manga de esos magos de la mercadotecnia religiosa que saben darle al clavo en lo que tiene mayor impacto comercial como “pare de sufrir” o la santa muerte.

¿Dónde quedó la bolita? o, en otras palabras: ¿Cuál es la verdadera religión?

Nada raro que se haya extendido y generalizado la idea de que todas las religiones son buenas y que uno puede escoger la que más le agrade, o armar una nueva a nuestro gusto tomando las partes que necesitamos y que nos gustan de esa exposición extensa y confusa de religiones.

¿Cómo reconocer la verdadera religión? ¿Cómo encontrar la aguja en el pajar? Porque la aguja está allí, sólo falta descubrirla.

Lo triste sería que, teniendo la aguja en la mano, la perdamos por andar buscando otras agujas inexistentes.

Nuestra Iglesia Católica es Una

Nosotros creemos en Jesús. Creemos que es verdadero Dios y verdadero hombre. Creemos que nos salva y nos hace hijos de su Padre Dios, santificándonos por medio de el Espíritu Santo. Creemos que fundó una sola Iglesia a la que Dios agrega por el Bautismo a los que se salvarán.

Creemos que esa Iglesia es la Católica, Apostólica y Romana. “Ésa es nuestra fe, ésa es la fe de la iglesia que nos gloriamos de profesar en Jesucristo, nuestro Señor”.

El Catecismo de la Iglesia Católica (813)  nos dice: La Iglesia es una debido a su origen: “El modelo y principio supremo de este misterio es la unidad de un solo Dios Padre e Hijo en el Espíritu Santo, en la Trinidad de personas” (UR 2). La Iglesia es una debido a su Fundador: “Pues el mismo Hijo encarnado, Príncipe de la paz, por su cruz reconcilió a todos los hombres con Dios… restituyendo la unidad de todos en un solo pueblo y en un solo cuerpo” (GS 78, 3). La Iglesia es una debido a su “alma”: “El Espíritu Santo que habita en los creyentes y llena y gobierna a toda la Iglesia, realiza esa admirable comunión de fieles y une a todos en Cristo tan íntimamente que es el Principio de la unidad de la Iglesia” (UR 2).

Las demás Iglesias que se apartaron de la Católica, aunque conservan algo bueno por venir de donde vienen, han perdido esa nota de unidad. Pedimos a Dios que pronto volvamos a ser una sola Iglesia, la deseada por Jesús.

La Iglesia Católica es Santa

El Catecismo de la Iglesia católica (824) nos dice: La Iglesia, unida a Cristo, está santificada por Él; por Él y con Él, ella también ha sido hecha santificadora.

Aceptamos con dolor que, en cuanto humana, la Iglesia es todavía pecadora, pero profesamos que ella tiene los medios dados por Dios para ser canal de la gracia divina que nos santifica. Cada vez que la Iglesia católica canoniza a uno de sus miembros, está dando testimonio de la acción santificadora del Espíritu Santo.

¿Quién es el Espíritu Santo?

¿Quién es el Espíritu Santo?

La Iglesia es Católica

Esa palabra significa Universal. La Iglesia es Católica porque está integrada en Cristo por discípulos de toda raza y lugar, y porque recibió de Cristo la misión de salvar a todas las naciones. Esta universalidad de la Iglesia se hace presente en cada diócesis y en cada parroquia en la medida en que pertenecemos a la Iglesia fundada por Cristo en Pedro y en los apóstoles.

Apostolicidad de la Iglesia

Nos consta, por la historia, que somos la misma Iglesia fundada por Jesús en Pedro y los apóstoles, y que todavía hoy conservamos y realizamos la misión o envío dado a ellos en el día de la Ascensión, constituyendo así una Iglesia en la que todos somos apostólicos, es decir, enviados por Jesús a predicar su Evangelio.

Somos romanos en cuanto permanecemos unidos al sucesor de Pedro, presente en el actual obispo de Roma, Vicario de Cristo y jefe de nuestra Iglesia.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *