Permanezcan firmes en la oración en esta Cuaresma con coronavirus, alienta obispo

Permanezcan firmes en la oración en esta Cuaresma con coronavirus, alienta obispo

Un obispo inglés alentó a los católicos a permanecer firmes en la oración por el fin de la pandemia y afirmó que recordarán por muchos años cómo vivieron esta histórica Cuaresma.

“Como católicos, debemos enfrentar esta crisis con recursos espirituales y humanos”, dijo Mons. Philip Egan, Obispo de Portsmouth (Inglaterra), en una carta a su diócesis el 19 de marzo, en la fiesta de San José. “Recordaremos esta Cuaresma por años”, añadió.

Mons. Egan señaló que trabajarán para “poner fin a este flagelo” e hizo un llamado a los sacerdotes a mantener “las iglesias abiertas para la oración” y a ofrecer “Misa diaria por la Iglesia y el mundo”.

“Proclamemos la Palabra de Dios, administremos los sacramentos y ofrezcamos cuidado pastoral al pueblo de Dios que lo necesite”, agregó.

“El ministerio de oración es crucial en este momento”, dijo Mons. Egan, y ordenó a su diócesis que rezara por una “solución rápida” para el virus, así como por los enfermos, personas vulnerables y trabajadores del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

Frente a la pregunta “¿por qué Dios en su providencia ha permitido que ocurra esta pandemia?”, que muchas personas podrían tener, Mons. Egan afirmó que “Él nos ha dado la victoria a través de la muerte y resurrección de su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, y ha derramado el poder del Espíritu Santo en la historia de la humanidad para guiar todas las cosas en la dirección correcta”.

“Nadie puede interponerse entre nosotros y el amor de Cristo, incluso si estamos en problemas o preocupados, si somos perseguidos, si nos falta comida o ropa, si estamos amenazados o incluso atacados… Estas son las pruebas que nos hacen triunfar por el poder del Dios que nos ama”, dicen los obispos, dijo Mons. Egan citando la Carta de San Pablo a los Romanos.

Sin bien dispuso suspender la celebración pública de la liturgia, Mons. Egan alentó a todos sus sacerdotes a mantener sus parroquias abiertas e invitar a los fieles a rezar en grupos pequeños.

Mons. Egan también agradeció anticipadamente a su clero por su generosidad y cooperación en este tiempo, y les aconsejó que “se inspiren en San Camilo, Santa Juliana Falconieri, Mons. Pier Giorgio y otros santos de la historia de la Iglesia, así como por el mismo Señor Jesucristo quien cuidó de los enfermos e infectados en medio de sus dificultades personales y de un gran peligro”.

La Cuaresma es un “tiempo de penitencia, oración y caridad”, afirmó Mons. Egan y dijo que junto a la Pascua, ambas celebraciones serán recordadas por muchos años. Por ello, pidió invocar la ayuda de San José, “para que así como protegió al niño Jesús, Salvador del Mundo, y a su esposa, la Santísima Virgen María, también nos ayude durante este tiempo de emergencia”.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente por CNA

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *