Papa Francisco lamenta que haya comunidades religiosas que son un “infierno de celos”

Papa Francisco lamenta que haya comunidades religiosas que son un “infierno de celos”

El Papa Francisco lamentó que existan comunidades religiosas que son “un infierno de celos”, en la audiencia concedida a los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús, este sábado 18 de junio en el Vaticano.

“Muchas veces, lo digo con amargura –hablo en general, no de ustedes porque no los conozco– encontramos que algunas comunidades religiosas son un verdadero infierno, un infierno de celos, de lucha de poder. ¿Y el amor dónde está?”, dijo el Santo Padre a los participantes del 19° Capítulo General de los combonianos.

“Es curioso, estas comunidades religiosas tienen reglas, tienen un sistema de vida, pero falta el amor”, cuestionó el Papa Francisco.

En estos grupos, lamentó el Pontífice, “hay mucha envida, celos, lucha de poder, aunque el perdón es lo mejor, que es el testimonio del amor, que es lo que atrae a la gente: el amor entre nosotros, que no nos atacamos unos a otros y vamos siempre adelante”.

En ese sentido, continuó el Papa Francisco, son importantes los temas del capítulo general de los combonianos: la regla de vida, el camino formativo, la ministerialidad y la comunión de bienes.

“El discernimiento tiene que ver con el modo en el que se puede impostar y vivir estos elementos, para que puedan responder lo mejor posible a las exigencias de la misión, es decir del testimonio”, indicó el Papa.

El Santo Padre quiso luego agregar un aspecto más: “Es necesario que todo se haga en la docilidad al Espíritu, así las necesarias planificaciones, proyectos e iniciativas, todo responsa a las exigencias de la evangelización”.

El Papa Francisco alentó a los combonianos a asemejarse al Corazón de Cristo, cuyo “trato esencial es a misericordia, la compasión y la ternura. Esto no se puede olvidar porque es el estilo de Dios” que “ustedes están llamados a testimoniar” allí “donde el Espíritu los guiará.

“La misericordia, la ternura es un lenguaje universal, que no conoce confines. Pero este mensaje ustedes lo llevan no tanto como misioneros singulares, sino como comunidad y esto comporta que se cuide no solo el estilo personal, sino también el estilo comunitario” donde “la gente vea cómo viven el amor”.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *