Papa en el Ángelus: la “viuda pobre” sea nuestro modelo de vida cristiana

Papa en el Ángelus: la “viuda pobre” sea nuestro modelo de vida cristiana

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco exhorta a seguir el ejemplo de la viuda pobre como “modelo de vida cristiana”. Desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano y antes del rezo mariano del Ángelus del segundo domingo de noviembre, el Pontífice comenta el Evangelio del día en el que se cierra la serie de enseñanzas impartidas por Jesús en el templo de Jerusalén y pone de relieve a dos figuras opuestas: el escriba y la viuda. Los escribas – dice el Papa – “representan a las personas importantes, ricas e influyentes”; mientras que la viuda “representa a los últimos, los pobres y los débiles”.

El Papa se centra en la “actitud de superioridad y vanidad” que caracteriza a los Escribas, la cual les lleva – asegura – “a despreciar a los que cuentan poco o se encuentran en una posición económica desventajosa” como lo son las viudas y señala que Jesús “denuncia la opresión de los débiles” y que Dios “está claramente de la parte de los últimos”.

Una enseñanza – continúa el Papa – que Jesús nos ofrece hoy y nos ayuda “a recuperar lo que es esencial en nuestras vidas y fomenta una relación concreta y cotidiana con Dios”.

A Dios le interesa nuestro corazón, no nuestro nombre

En este sentido, Francisco explica que Jesús “no mide la cantidad sino la calidad” y “escudriña el corazón” mirando la pureza de las intenciones. Y esto significa – asegura  – “que nuestro ‘dar’ a Dios en la oración y a los demás en la caridad, debería evitar siempre el ritualismo y el formalismo”. Además señala, al igual que lo hace Jesús, a la viuda pobre y generosa “como un modelo de vida cristiana a imitar”. “De ella no sabemos su nombre – dice el Papa – pero conocemos su corazón” y eso – subraya – “es lo que cuenta delante de Dios”.

Por último pide “pensar en esta mujer” cuando somos tentados por el deseo de aparecer y de dar cuenta de nuestros gestos de altruismo, incluso cuando estamos demasiado interesados en la mirada de los demás. “Nos hará bien” dice Francisco, y nos ayudará “a despojarnos de lo superfluo para ir a lo que realmente importa y a permanecer humildes”.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *