Nuevo santo y dos beatos mártires

Nuevo santo y dos beatos mártires
por

El Papa Francisco recibió este sábado 9 de abril al prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el Cardenal Marcello Semeraro, y autorizó la promulgación de nuevos decretos que reconocen un milagro, dos martirios y el reconocimiento de las virtudes heroicas de siete nuevos Venerables, entre ellos dos obispos misioneros y tres mujeres laicas.

Según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Papa Francisco ha autorizado a la Congregación para las Causas de los Santos promulgar el decreto que reconoce el milagro atribuido a la intercesión del beato Artemide Zatti, laico profesor de la Sociedad de San Francisco de Sales (1880-1951). Médico y misionero en la Patagonia, que fue beatificado por Juan Pablo II en 2002. 

El milagro

El milagro consistió en la recuperación de un hombre filipino de Tanauan Batangas, que se estaba muriendo debido a un grave ictus isquémico en la cabeza, agravado por una fuerte hemorragia.

Su familia no tenía medios para operarle y le llevó a casa. Tres días más tarde, el enfermo se quitó de pronto la sonda nasogástrica con la que se alimentaba y el oxígeno y pidió que le dejaran comer. Su hermano, coadjutor salesiano en Roma, había pedido por su recuperación, y el mismo día que fue ingresado en el hospital, comenzó a rezar por la intercesión del beato Artemide Zatti.

Al mismo tiempo, el Papa reconoció el martirio de los Siervos de Dios Giuseppe Bernardi y Mario Ghibaudo, sacerdotes diocesanos, asesinados por odio a la fe el 19 de septiembre de 1943 por los nazis.

También permitió reconocimiento de las virtudes heroicas del Siervo de Dios Martino Fulgenzio Elorza Legaristi, de la Congregación de la Pasión de Jesucristo y primer Obispo de la Prelatura de Moyobamba (1899-1966); del Siervo de Dios Francesco Costantino Mazzieri, de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, Obispo de Ndola (1889-1983). 

Además, las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Lucía Noiret, fundadora de la Congregación de las Siervas del Sagrado Corazón de Jesús bajo la protección de San José (1832-1899); de la Sierva de Dios Casimira Gruszczyńska, fundadora de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de los Afligidos (1848-1927); de la Sierva de Dios Aurora Calvo Hernández-Agero, fiel laica (1901-1933); de la Sierva de Dios Rosalía Celak, fiel laica (1901-1944) y de la Sierva de Dios María Aristea Ceccarelli, fiel laica (1883-1971). 

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *