¡NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY TU MADRE!

¡NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY TU MADRE!
por
¡NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY TU MADRE!

¡NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY TU MADRE!

La segunda jornada de la peregrinación al Tepeyac, se realizo en un ambiente de Fe y amor a Dios, manifestada en los esfuerzos que cada uno de los fieles realizó.

Con respeto y responsabilidad; mujeres, niños, jóvenes, adultos y ancianos, hicieron su participación el día de ayer, cada uno con sus intenciones y necesidades que su corazón guarda y en este sacrificio, va presentando como ofrenda agradable. Agradecidos con nuestra Madre María en su advocación especial de Guadalupe, caminaron a pesar del cansancio, y descansar un momento para retomar su peregrinar; convencidos de que la oración es su fuente de fortaleza, se encomendaron a todas aquellas personas que desde sus hogares, hacen oración por ellos, especialmente sus familias.

Gracias por las muestras de amor de las diferentes comunidades que vamos recorriendo, que a través de un signo de donación, cantos alabanzas, lagrimas se muestran solidarios con los peregrinos, Dios recompense su generosidad.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *