Mensaje de Cuaresma 2018 – Mons. Raúl Gómez González

La gran obra de Jesús es preparada por lo que nos hace hoy recordar el evangelista Marcos, por ese retiro de Jesús en el desierto, va al lugar al espacio al ambiente donde puede tomar en cuenta ese contexto en el cual ha de moverse para poder ofrecer la buena nueva, por supuesto nos hace captar el evangelista Marcos que no es que Jesús se salga de la realidad humana, su misión la va a llevar a cabo dentro del mundo dentro de esta realidad inmerso en esta realidad nuestra, finalmente ha adquirido la naturaleza humana, verdadero ser humano, y que haya estado con la necesidad también de prepararse como lo hacemos o lo hemos de hacer todos para llevar a cabo nuestra propia misión dentro del mundo sin salirnos de él, finalmente no podemos pero pudiéramos caer en la tentación de generar una especie de burbuja, entrar en esa burbuja y querer vivir la vida cristiana apartados de una realidad, realidad de nuestro mundo y de nuestra diríamos de nuestra carne, inmersos en el mundo y con esa realidad misma personal hemos de llevar a cabo nuestra propia misión nuestra vocación a la santidad, santificando el mundo, ahí está Jesús nos dice el texto del evangelio en éste en esos cuantos versículos en este breve texto que Jesús estaba ahí en el desierto, estaban las fieras salvajes y estaban los ángeles, hablar de fieras salvajes hablar de algo que finalmente no es un elemento admirable, es un enemigo las tentaciones, los riesgos todo aquello como también lo menciona Pablo que puede denominarse así como el lo hace, aquello que molesta, aquello que trae algo que también hiere, no deja de ser una especie de fiera salvaje, no entiende de algo que se pudiera domesticar y poder así cohabitar en armonía con una fiera salvaje y Jesús estuvo haciendo está preparación lleno de esa vida en el Padre Celestial con la oración, con el ayuno, con  la plegaria y con la asistencia de parte de Dios como nos lo haga saber el evangelista, desde esa presencia de los ángeles, como necesitamos nosotros no perder de vista lo que Jesús nos da como testimonio para poder también recorrer ese camino, queremos celebrar la pascua hoy primer domingo de cuaresma hemos iniciado este itinerario con el miércoles de ceniza es preciso que sin dejar de estar en esta realidad nuestra, entre fieras salvajes, por los riesgos, por los peligros por las tentaciones por las debilidades estemos muy abocados en esa comunicación con el Señor en ese encuentro con Él, insertos en su vida, procurando vivir alimentados por los sacramentos y entre ellos el sacramento de la reconciliación y el sacramento de la eucaristía.

Hoy además de este mensaje que nos viene por la palabra de Dios, que nos ha sido dirigida y que cada quien puede profundizar leyendo y releyendo profundizando en el contenido de este texto de la palabra del Señor, incluso muy centrados también en el texto del evangelio de san Marcos, quiero agregar lo que el Santo Padre el Papa Francisco nos ha dejado como mensaje para esta cuaresma, he tomado algunos párrafos a manera de una síntesis de un extracto de este mensaje de cuaresma 2018.

“Jesús en el evangelio de Mateo expresa al crecer la maldad se enfriara el amor en la mayoría”, este viene siendo el tema del mensaje del Papa Francisco, con ello Jesús describe la situación en la que puede encontrarse la comunidad de los fieles frente a quienes engaña hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones que es el centro de todo el evangelio, y efectivamente ¿cuántos hijos de dios se dejan fascinar por los elogios de un placer momentáneo? ¿cuántos hombres y mujeres viven encantados por la ilusión del dinero que los hace esclavos del lucro o de intereses mezquinos? viven pensando que se bastan a sí mismos y caen presa de la soledad, ¿cuántos falsos profetas siendo charlatanes supuestamente ofrecen soluciones sencillas inmediatas para los sufrimientos? es así que a los jóvenes les ofrecen el falso remedio de la droga, de relaciones de usar y tirar, de ganancias fáciles que son finalmente deshonestas ¿a cuántos les cautivan por una vida completamente virtual donde las relaciones parecen más sencillas y rápidas pero que después resultan vacías y sin sentido? quitan lo más valioso como es la dignidad, la libertad y la capacidad de amar, desde siempre el demonio que es mentiroso y padre de la mentira presenta el mal como bien y lo falso como verdadero confundiendo el corazón del hombre, apaga la caridad el ansia por el dinero raíz de todos los males siguiendo el rechazo de Dios llegando a la desolación antes que ser confortados por su palabra y sus sacramentos, la creación es testigo silencioso del enfriamiento de la caridad, la tierra es envenenada por los desechos arrojados ya por negligencia o por intereses, los mares recogen por desgracia los restos de tantos náufragos de las migraciones forzadas, los cielos se ven surcados por máquinas que hacen llover instrumentos de muerte, la iglesia nuestra madre y maestra nos ofrece en el tiempo cuaresmal el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno.

El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos para buscar finalmente el consuelo de Dios, él es nuestro Padre y desea para nosotros la vida, el ejercicio de la limosna nos libera de la ambición y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano, nunca lo que tengo es sólo mío y la limosna se convierta en un auténtico estilo de vida, cada limosna es ocasión para participar en la providencia de Dios hacia sus hijos y terminó con esta siguiente con el siguiente párrafo hablando del ayuno, el ayuno dice el Papa debilita nuestra violencia, nos desarma y constituye una importante ocasión para crecer, por una parte nos permita experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y experimentan la aflicción del hambre por otra expresa a la condición de nuestro espíritu está hambriento de bondad y vida de Dios, el ayuno despierta nuestra voluntad de obedecer a Dios el único que sacia nuestra hambre, no perder por lo tanto de vista que al crecer la maldad se empleará el amor en la mayoría, texto tomado del evangelio de san Mateo capítulo 24, 12

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *