EL CONFIRMADO ES CONSCIENTE DE QUE RECIBE LA FUERZA DEL ESPÍRITU

EL CONFIRMADO ES CONSCIENTE DE QUE RECIBE LA FUERZA DEL ESPÍRITU
por
EL CONFIRMADO ES CONSCIENTE DE QUE RECIBE LA FUERZA DEL ESPÍRITU

EL CONFIRMADO ES CONSCIENTE DE QUE RECIBE LA FUERZA DEL ESPÍRITU

Tenancingo México a 20 de agosto de 2015. En este día se dieron cita en la Iglesia Catedral algunos jóvenes de la Diócesis para celebrar el Sacramento de la confirmación, llenos de esperanza y con entusiasmo llegaron a las 12:00pm,  para participar en celebración que fue presidida por el P. Moisés Efraín Romero Hernández quien dijo en su homilía hoy celebramos un sacramento en el que estos jóvenes van a recibir con plenitud al Espíritu Santo. Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, no comprendemos totalmente el ministerio de la santísima Trinidad, Dios es padre el hijo Salvador del mundo y el Espíritu Santo es guía de los hombres, los lleva hacia la verdad, así cuando actuamos como cristianos actuamos llenos del Espíritu.

Dios da su Espíritu Santo en el bautismo, pero en la confirmación viene a cada uno con plenitud, el confirmado es consciente de que recibe la fuerza del Espíritu. El P. Moisés, también dijo a los confirmados, que son llamados a ser sal y luz de la tierra, que su fe de costumbres se transforme un una fe puesta en Dios y que se manifieste en el testimonio de vida.

Muchos decimos tener fe, pero no cumplimos con los compromisos de fe. Que la vida está llena de Dios, sí, pero en la práctica se hace todo lo contrario, dentro de la iglesia se actúa de una manera y con los amigos de otra manera, entramos en los criterios del mundo y él es quien domina los actos.

La salvación es un regalo de Dios, y muchos se niegan a aceptarla, y aunque los sacramentos son medios de salvación, se les mira como un compromiso social, cuando en esencia, van mas allá y trascienden lo humano, fortalecen a la persona y sus proyectos. En la medida que se aceptan los sacramentos en la vida personal se va a notar que eres sal y luz de la tierra.

Cuando la fe no se vive desde el interior o es una fe flaca, existe el temor de manifestarla abiertamente, en cambio, el Espíritu viene a dar fortaleza, para proclamar la gracia de Dios, con palabras y con obras.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *