¿Cuál es el significado de la fiesta de la exaltación de la Cruz? Un obispo responde

¿Cuál es el significado de la fiesta de la exaltación de la Cruz? Un obispo responde

El Obispo de Córdoba (España), Mons. Demetrio Fernández, explicó en su carta semanal el significado de la fiesta litúrgica de la Santa Cruz que se celebra el 14 de septiembre.

El prelado español recordó que se trata de la señal del cristiano, y que es “la Cruz victoriosa en la que Jesús ha vivido la muerte con libertad, ha amado hasta el extremo de dar la vida, ha vencido por su Resurrección al pecado, a la muerte y a Satanás”.

Mons. Fernández aseguró que al igual que para los musulmanes su señal y símbolo es la media luna o para los judíos la estrella de David, para los cristianos su señal es la Santa Cruz, porque en “ella murió nuestro Señor Jesucristo para redimir a todos los hombres”.

Según explicó, la muerte por crucifixión era “la pena capital según la ley romana”, al igual que entre los judíos de aquel tiempo lo era la lapidación. Se trataba, dijo, de una muerte lenta y “por agotamiento o por desangramiento y asfixia”.

Sin embargo, a pesar de todo esto, Jesús se sometió “libremente” a esta muerte en la cruz  como “momento supremo de su ofrenda”.

“Él es el Cordero de Dios, que sustituye a los corderos de los antiguos sacrificios, ofrecido como expiación por los pecados del pueblo, ofrecido como sacrificio de comunión, ofrecido en sacrificio de holocausto (destrucción total de la víctima)”, explicó el prelado.

Por eso, también aseguró que la fiesta litúrgica de la Santa Cruz, se completa el 15 de septiembre con los dolores de María, su madre, junto a la Cruz.

“Una vez más, Él y ella van siempre juntos, porque junto a la Cruz de Jesús estaba su madre María, en actitud de sintonía y colaboración”, explica y subraya que ése es el momento “supremo” en el que Jesús “nos da como madre a su misma Madre, María”.

La Santa Cruz y la Virgen de los Dolores son dos momentos de “tono festivo y victorioso” porque “no es la Cruz del viernes santo que a todos nos aplasta” sino “la Cruz victoriosa en la que Jesús ha vivido la muerte con libertad, ha amado hasta el extremo de dar la vida, ha vencido por su resurrección al pecado, a la muerte y a Satanás”.

Por eso aseguró que la Cruz se ha convertido “en el símbolo del amor, desde el patíbulo más horrible”.

Según explicó, “no basta el sufrimiento, que a tanta gente le aparta de Dios, como si Dios tuviera la culpa de nuestros dolores” y tampoco “basta el amor, que en tantas ocasiones tiene tintes poéticos e idealistas, y a veces queda en simples palabras bonitas”.

Además, precisó que lo que celebramos el 14 de septiembre en la fiesta de la Cruz “es el sufrimiento vivido con amor, vivido en libertad”, de un amor que se expresa “dando la vida, perdiendo la propia vida” y que se vive “en el don de sí mismo, alcanzando una fecundidad ilimitada”.

Mons. Fernández también destacó que en el Evangelio del próximo domingo el Señor nos invita a seguirle tomando nuestra cruz.

“No hay otro camino, y cuanto más tardemos en asumir esta realidad, peor para nosotros”, asegura el Prelado ya que “nuestra carne y nuestra manera mundana de entender la vida nos hace pensar en el placer, en el éxito, en el tener y en el poder”.

El obispo español indicó que mientras que “Jesús entra de lleno en nuestra vida para proponernos otra forma de vivir, la que ha vivido él”, y subrayó que “no hay otro camino de redención que asumir la cruz de cada día, como ha hecho Jesús, e ir tras de él”.

“Si no tomas tu cruz con decisión, tendrás que llevarla arrastrándola; y así pesa más”, asegura.

“En definitiva, se trata de seguirle a Él, de vivir con Él, de vivir como Él; y eso incluye la cruz de cada día”, pero si le seguimos “es porque ha vencido la muerte, el egoísmo, el pecado; y nosotros queremos vivir de esa libertad que él nos ha alcanzado y que nadie más nos puede dar. Si morimos con él, reinaremos con él”.

Puede leer la carta íntegra AQUÍ.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *