Crisis del coronavirus puede ser oportunidad para el crecimiento espiritual, asegura obispo

Crisis del coronavirus puede ser oportunidad para el crecimiento espiritual, asegura obispo

El Obispo de Tombura-Yambio (Sudán del Sur), Mons. Eduardo Hiboro Kussala, afirmó que la crisis del coronavirus en África y en otros lugares del mundo es una oportunidad para el crecimiento espiritual.

Así lo indicó el Prelado en una nota publicada el 3 de septiembre en el sitio web de la diócesis. Mons. Kussala dijo que la crisis es una oportunidad “porque nos pone ante el hecho de renovar nuestra fe en Jesucristo que nos asegura a toda la humanidad y a los cristianos que Él vino para que tengamos vida en plenitud”.

Ante la realidad actual, continuó el Prelado africano, los cristianos no deben perder la esperanza sino “permanecer firmes y fuertes sabiendo que nuestro salvador realmente nos ha asegurado”.

El Obispo dijo que otra razón para el crecimiento espiritual es que la pandemia del coronavirus “ha generado la disciplina para alentar a los cristianos a buscar formas para rezar”.

Con las restricciones para el culto público, observó Mons. Kussala, “ha ocurrido que casi todo el mundo que es creyente se convierta en evangelizador” ya que las personas se ven obligadas a compartir la Palabra de Dios a través de la radio, la televisión y las redes sociales.

En estas situaciones, continuó, “Dios nunca está en silencio”.

El Señor “puede ver eso y hacer de esto su mejor instrumento para su pueblo. Entonces ahora tenemos más predicadores. Usemos nuestras redes sociales mucho más y todos los caminos en ellas para difundir la Palabra de Dios”.

El Prelado dijo también que el ayuno eucarístico de la gran mayoría del pueblo de Dios también es una razón para el crecimiento espiritual. Sin ella, comentó, los fieles “han recibido la Santa Eucaristía de deseo”, que ha intensificado el hambre espiritual “para profundizar nuestra relación con Dios”.

La distancia entre personas también ha alentado el crecimiento espiritual ya que, en opinión del Obispo, esto permite que “te puedas ver a ti mismo como un ser humano importante. Eres diferente y las buenas cualidades que tienes deben servir para mejorar las relaciones con otros”.

“En cualquier situación en la que nos encontremos, sintamos que Dios está disponible, Dios está presente. Entonces, los aliento a rejuvenecer nuestra relación con Dios y seguir adelante”.

“Él no nos ha creado en vano sino en su promesa de que ha venido para que todos nosotros, viudas, jóvenes, huérfanos, personas con discapacidad, los divorciados, los que tienen problemas de salud, tengamos la vida que Dios da y en abundancia”, reflexionó el Prelado.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI África

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *