¿Cómo se reza una novena? Guía visual, paso por paso

¿Cómo se reza una novena? Guía visual, paso por paso

Seguramente has escuchado por ahí que se está rezando una novena. O tal vez te hayan invitado o simplemente te dé curiosidad saber qué es una novena.

La novena es una práctica de oración católica que se da, o se repite en principio durante 9 días. Su práctica se remonta a la época de los apóstoles. La primera novena puede ser atribuida a ellos mismos cuando se reunían a rezar, luego de la Ascensión esperando la venida del Espíritu Santo.

1. ¿Cuál es el objetivo de rezar una novena?

La novena se reza para obtener una gracia o intención especial. Generalmente es una petición que necesita ser llevada a los oídos de Dios, para ello se requiere de confianza en que esta será escuchada y perseverancia, por eso los nueve días de repetición.

2. ¿Cuándo se reza?

Hay novenas conocidas que se rezan en momentos específicos como la novena que se reza al Sagrado Corazón de Jesús que se hace los primeros 9 viernes de mes, o que en otros lugares inicia en Corpus Christi y termina en la fiesta del Sagrado Corazón. También se rezan novenas a los santos 9 días antes de su fiesta, pero también puedes rezar una novena por una intención personal en cualquier época del año.

3. ¿Cuántos tipos de novena hay?

Hay varios tipos de novenas, unas de las más conocidas son las novenas que se rezan antes de un entierro o luego del mismo con el objetivo de pedir el bien de una persona que ha fallecido o para pedir el consuelo por aquellos que están afligidos con la pérdida del ser querido. A este tipo de novenas se les conoce como novenas de anticipación.

Novenas de preparación son las que se rezan preparándose para un día festivo de la Iglesia, o previo a un sacramento u otro evento espiritual, con el objetivo de preparar el alma para este día importante.

Novenas de petición son peticiones dirigidas a Dios o algún santo para solicitar su intervención, señales o algún otro tipo de ayuda.

Y por último las novenas de indulgencia son las que se rezan para la remisión de los pecados. En otras palabras, estas novenas se rezan como acto de penitencia por pecados cometidos anteriormente. Usualmente estas novenas se realizan conjuntamente con el sacramento de la confesión y la asistencia a misa.

4. La novena no es magia

Necesitamos saber que cuando rezamos una novena lo primero que tenemos que pedir es que se haga la voluntad de Dios. No tengamos duda de que Dios siempre está pendiente de nosotros y sabe lo que es mejor para cada uno. Su sabiduría y su misericordia es infinita. Para Él ningún anhelo de nuestro corazón pasa desapercibido. La novena pues, no es un conjuro mágico para obtener automáticamente lo que se desea. Ante todo se trata de recurrir a nuestro Padre y dejar en sus manos que Él nos otorgue sus gracias.

5. Empezando a rezar. Define una intención

Creo que la mejor pregunta aquí es que entiendas por qué quieres o necesitas rezar una novena. Nuevamente, una novena no es un acto de magia que se hace por hacer. Es una oración profunda y constante que en primer lugar constituye una alabanza a Dios, pues es a Él a quién estamos confiando nuestra vida e intenciones.

6. En público o en privado

Las novenas pueden ser hechas en público, es decir reunirte con un grupo de personas en tu parroquia, en tu iglesia, en tu propia casa y rezar todos juntos. Pero también, puedes rezarla individualmente por una intención que tal vez sea muy personal.

7. Acompaña tu novena con otros actos piadosos

La novena es una oración especial. Puedes aprovechar esta oportunidad para acompañarla con algún ofrecimiento o sacrificio por la intención pedida,puede ser ayuno, el propósito de frecuentar los sacramentos de la reconciliación y Eucaristía, ir a Misa entre semana, etc…

8. La constancia es la clave

La clave en la oración es la constancia, si has empezado una novena, no decaigas. Hazte el firme propósito de terminarla, son nueve días que irán también forjando en ti el hábito de la oración y la comunicación profunda con Dios.

9. Conoce qué tipos de novena puedes rezar

Hay novenas dedicadas a Nuestro Señor Jesucristo, a la Virgen María, al Espíritu Santo y a muchos santos, a los que les pedimos que intercedan por nosotros ante Dios para obtenerlos la gracia o la intención por la que pedimos.

Artículo originalmente publicado por Catholic-link

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *