Celebremos el Día de la Vida

Celebremos el Día de la Vida

Con motivo de celebrar la vida y en defensa de la misma, la Comisión Diocesana de Pastoral de la Vida el día de ayer invitó a todos los sacerdotes bajo las siguientes palabras:

A nuestros Sacerdotes:

Nuestra época está asistiendo a este drama social que es el aborto y ante este gran mal, nosotros desde nuestra fe, hemos de poner el remedio de la oración. Es necesario informar y dar a conocer la realidad del aborto y todas sus terribles consecuencias; es necesario crear una conciencia social que aborreciendo toda la cultura de la muerte, defienda con entusiasmo toda la cultura de la vida, es necesario crear asociaciones y plataformas que defiendan la vida en todos sus momentos; pero lo más necesario es que no nos falte la oración, medio por el cual se convertirán corazones y mentes.

Las palabras de San Juan Pablo II en su encíclica Evangelium Vitae nos dice: “es urgente una gran oración por la vida, que abarque al mundo entero, que desde cada comunidad cristiana, desde cada grupo o asociación, desde cada familia y desde el corazón de cada creyente con iniciativas extraordinarias y con la oración habitual se eleve una súplica apasionada a Dios creador y amante de la vida”. (no. 100).

Comprometidos con el Señor y con el afán de cumplir con plan diocesano, la pastoral familiar de la Diócesis, en su dimensión vida propone que el día 1º de abril del año en curso, marcado para esta celebración, todos unidos en oración en nuestra diócesis,

hagamos una súplica ferviente a Dios por la vida. Para lograrlo se propone los siguientes actividades con horarios sugeridos:

Celebración de la Eucaristía a las 12:00 hrs

Rezo del santo rosario por la vida a las 18:00 hrs

Na hora santa a favor de la vida a las 20:00 hrs.

Impresión de una lona con alusión a la vida, colocándola en un lugar visible, por parroquia.

Ojala que comprometidos todos con la vida hagamos lo que nos corresponde.

Nos despedimos con esta frase:

“Todo mal tiene sus raíces en el aborto, porque si a una madre le es permitido matar a su propio hijo, que impide que nos asesinemos unos a otros?”. Madre Teresa de Calcuta

QUE DIOS RECOMPENSE TODO CUANTO HACEN POR SU PUEBLO, Y LOS BENDIGA SIEMPRE

ATENTAMENTE

COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL DE LA VIDA

Actividades realizadas el día de ayer viernes.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *