CELEBRACIÓN NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

CELEBRACIÓN NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES
por
CELEBRACIÓN NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

CELEBRACIÓN NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

Tenancingo México a 17 de septiembre de 2015 el pasado 15 de septiembre a las 12:00 del medio día se celebro en la Iglesia Catedral la fiesta de Nuestra Señora de los dolores, la misa fue presidida por Mons. Raúl Gómez González, quien su homilía dijo que hoy se recuerda a María al pie de la cruz, vivencia que el cristiano trae en el corazón. María en la Escena del calvario, es muestra de que ella vive con felicidad e intensidad los momentos de tristeza como los de alegría.

Invitó a ver como una madre a María complacida con el gran misterio que se ha gestando en ella, cuantas veces como mamá le agradeció al padre celestial por ver seguramente corriendo a Jesús como niño, más aun, cuando lo vio ya grande seguido por muchos para escucharlo y presenciar sus milagros. Y como madre, lo acompaño hasta el pie de la cruz viendo a su hijo como lo habían tratado, como el peor de todos, clavado en una cruz.

Mons. Raúl felicitó a mamás por tener el valor como María y han dicho en su momento, hágase en mi según tu voluntad, aceptando en su seno la vida, a su hijo.

Invitando a los fieles a sentirse hijos de la virgen María, continuo diciendo, El Calvario es una escena llena de dolor y a su ves, llena de luz, ahí, la madre de Jesús pero también una madre para la historia de la iglesia, del mundo y del hombre. Siendo así, que existe una valiosa unión de María con la iglesia. Mons. recordó las palabras de su prima santa Isabel: te llamarán la bienaventurada, bendita tu que has creído…, y dijo que sus palabras se siguen cumpliendo en este tiempo.

Invitó a todos los presentes a hacer las siguientes peticiones bajo la intersección de María virgen y madre: por todos nuestros hermanos perseguidos y maltratados, por cada una de las familias que viven tiempos difíciles. Unidos a la voz del papa, pidamos por cristianos y no cristianos, que salen de sus países y no son considerados; por los migrantes de México que no son considerados como dignos para una estancia fuera de su país y que sin duda colaboran mucho en el desarrollo de una nación; por todos aquellos que son vendidos como un producto, la trata de personas en este continente como en los demás; por los que cierran el paso a la vida y han abortado, que tengan a bien considerar que la vida es un derecho de todos. Concluyó diciendo que todos somos dignos de piedad en un mundo de dolor. Que santísima María dirija su mirada maternal en todos nosotros.

Al concluir la celebración de la Eucaristía agradeció a todos los presentes, a quienes impartió la bendición de Dios y deseó un buen regreso a sus hogares. Agradeció la presencia de los fieles provenientes de la delegación de Iztapalapa Distrito Federal, y los motivó a seguir firmes en su fe, así como lo manifiestan año con año en la celebración de Nuestra Señora de los Dolores, imagen que es venerada en la Iglesia Catedral de Tenancingo.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *