Brutal ataque contra seminaristas en Venezuela refleja odio del gobierno por la Iglesia

Brutal ataque contra seminaristas en Venezuela refleja odio del gobierno por la Iglesia
por

El alcalde de Mérida, Carlos García Odón, afirmó en un comunicado que el salvaje ataque de una turba chavista contra 4 seminaristas menores que fueron golpeados y desnudados, refleja “el nivel de odio del gobierno por la Iglesia y nuestra juventud venezolana” y recuerda a la “Alemania de Hitler” donde ocurrían hechos como este.

En el texto publicado en la red social Facebook, García se refiere a lo ocurrido el 1 de julio cuando cuatro jóvenes estudiantes del Seminario Menor de Mérida fueron golpeados y desnudados cuando se dirigían a clases. El periodista que presenció el ataque asegura en Twitter que fueron víctimas de una turba oficialista.

En el comunicado, García afirma que “los merideños expresamos nuestra consternación por los hechos ocurridos el pasado viernes 1 de julio de 2016 en las inmediaciones de la Av. Tulio Febres Cordero, los cuales involucran a inocentes jóvenes estudiantes del Seminario Menor de nuestra ciudad”.

Esos hechos, afirma el alcalde, “repudiados por todos los ciudadanos y que atentan contra la dignidad del ser humano, reflejan el nivel de odio y desprecio que siente este gobierno por la Iglesia y nuestra juventud venezolana”.

“Escenas como las que vimos recuerdan a la Alemania de Hitler donde también se ejecutaban acciones de este tipo”, agrega.

El comunicado señala asimismo que el brutal ataque de “estos fascistas”, logró “algo importante: desnudaron la calaña de este gobierno, le volvieron a quitar la careta para dejar claro de lo que están hechos y de lo que son capaces de hacer”.

“Los responsables de garantizarles la seguridad a los ciudadanos no pueden continuar siendo cómplices de hechos como los ocurridos. Son delitos de lesa humanidad, muy graves, que no prescriben”.

Hoy, prosigue, “fueron estos jóvenes, pero mañana la víctima puede ser cualquiera de nosotros o algún miembro de nuestras familias”.

En un comunicado difundido por la Conferencia Episcopal Venezolana, el Arzobispo de Mérida, Mons. Baltazar Porras Cardozo, denunció lo ocurrido y precisó que “la intransigencia y el fanatismo no pueden apoderarse a placer de la ciudadanía”.

El incremento de la delincuencia, en medio de la crisis económica, social y política que vive Venezuela, ha llevado a que su capital, Caracas, sea considerada la ciudad más violenta del mundo en 2015, según el listado anual que realiza la organización mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

En total, son 8 las ciudades venezolanas que figuran entre de las 50 más violentas del mundo.

El comunicado del alcalde García culmina con una convocatoria a unaMisa este lunes 4 de julio a las 5:00 p.m. en la capilla del Seminario San Buenaventura en Mérida que se celebrará “en respaldo a los jóvenes agraviados”.

Publicado por: ACIPrensa

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *