Adoración perpetua, lo más parecido a caminar con Jesús

Adoración perpetua, lo más parecido a caminar con Jesús

El término puede sonar extraño y arcaico, pero la Adoración Perpetua designa uno de los mayores dones que Dios ha dado a la humanidad.

¿Qué es la adoración perpetua?

La adoración eucarística perpetua es un método de oración profundamente personal que muchos santos han recomendado durante los siglos pasados. Consiste en visitar una iglesia o una capilla pequeña para adorar a Jesucristo, verdaderamente presente en el Santísimo Sacramento.

Como católicos, creemos que “la presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y dura todo el tiempo que subsistan las especies eucarísticas” (CIC 1377).

Esto implica que, mientras la Sagrada Hostia siga intacta y posea las propiedades físicas del pan, la presencia real de Jesucristo, en cuerpo, sangre, alma y divinidad, permanece.

A causa de esta realidad, la Iglesia empezó a emplear un tabernáculo o sagrario (generalmente una caja de oro) como medio para proteger cualquier hostia consagrada que no se consumiera durante la misa.

Flickr/couscouschocolat

Las hostias eucarísticas se almacenan normalmente en el tabernáculo, que es iluminado por una lámpara roja tanto tiempo como haya hostias en su interior.

Durante el siglo XV creció la popularidad de una práctica por la que se depositaba la hostia no en el tabernáculo, sino en un receptáculo de oro denominado “custodia. La hostia se exhibía dentro de una pieza de cristal transparente rodeada de oro. Así, en vez de estar oculta en el tabernáculo, la hostia podía ser vista y adorada por todos en su custodia.

aleteia

El propósito de esta práctica giraba en torno al deseo de los cristianos de adorar al Rey de reyes en la Sagrada Hostia. La adoración ofrecía una oportunidad a los cristianos para mantener una “conversación cara a cara” con Dios, de cierto presente en la Eucaristía.

Pronto se desarrollaron varias órdenes y sociedades religiosas que asumieron como misión particular la Adoración Perpetua de Jesús en la Eucaristía. Colocaron la custodia en el altar y se turnaron para adorar a Nuestro Señor en todo momento, con la garantía de que una persona estaría en compañía del Santo Sacramento todas las horas del día. Esta práctica pasó también a ejercicio del laicado en lo que ahora se conocen como Capillas de la Adoración Perpetua, respaldadas en gran medida por san Juan Pablo II.

En su encíclica Ecclesia de Eucharistia, Juan Pablo II exhortó a los pastores a “animar, incluso con el testimonio personal, el culto eucarístico, particularmente la exposición del Santísimo Sacramento y la adoración de Cristo presente bajo las especies eucarísticas”.

Además, en un Congreso Eucarístico Internacional en Sevilla, añadió: “Espero que esta forma de adoración perpetua, con la exposición permanente del Santo Sacramento, continúe en el futuro. Concretamente, espero que el fruto de este Congreso resulte en el establecimiento de la Adoración Eucarística Perpetua en todas las parroquias y comunidades cristianas del mundo”.

La práctica de la adoración eucarística solo tiene sentido bajo la luz del entendimiento católico de que la Eucaristía es la presencia real de Jesús. Los católicos creen de verdad que Jesús está ahí, de una manera especial como en ninguna otra parte del mundo. Es como si camináramos junto a Jesús cuando estuvo en este mundo.

Una pequeña historia en la vida de santa Teresa de Ávila resume perfectamente el razonamiento detrás de la adoración eucarística. Un día, santa Teresa escuchó decir a alguien: “Si tan solo hubiera vivido en tiempos de Jesús… Si tan solo hubiera visto a Jesús… Si hubiera podido hablar con Jesús”. A lo que ella respondió: “Pero ¿es que no está presente en la Eucaristía Jesús vivo, auténtico y real, ante nosotros? ¿Por qué buscar más?”.

Con la disponibilidad de la adoración perpetua, podemos pasar tiempo —cualquier día, a cualquier hora— con Jesús.

Artículo originalmente publicado por Aleteia

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *