9 consejos para ir a Misa con los hijos y enseñarles su gran valor

9 consejos para ir a Misa con los hijos y enseñarles su gran valor

Tan importante como las explicaciones que les demos a los niños, también lo es nuestra actitud.

He aquí algunos consejos para que a través de tu propio ejemplo, puedas lograr que tus hijos vivan la Santa Misa y Eucaristía de la mejor manera, la respeten y se comporten adecuadamente en ella.

Sentarse en los bancos de adelante: evitamos distracciones y ven mejor lo que pasa, están más atentos. (Si fuéramos a un espectáculo teatral o de música, a todos nos gustaría estar en primera fila).

1.- Cuidar la forma de vestir en Misa

Recordar algo muy importante, no es lo mismo ir a la playa que a Misa.

2.- Llegar puntuales

Cuidamos la puntualidad en ir a clase, en llegar al cine o reunirnos con los amigos para pasar un buen rato… Del mismo modo, no podemos hacer esperar a Jesús.

¿Haríamos esperar a una persona importante?, ´la más importante de nuestras vidas?

3.- Que los hijos nos oigan contestar

Es muy recomendable pronunciar bien, vocalizando, para que ellos oigan y aprendan. Echarles una miradita animándoles a que participen. La pasión es algo que se contagia.

Si tu vives con pasión la Misa, tus hijos aprenderán también a vivirla del mismo modo

4.- Cantar

A los niños les encantan las canciones. Es recomendable asistir a alguna Misa en la que se cante.

Que no te dé verguenza de cantar en voz alta, recuerda que estás alabrando y dando gracias a Dios, no tratando de quedar bien con los demás.

5.- Que nos vean atentos y que nos vean rezar

Por ejemplo después de la comunión, reza con mucha devoción y respeto (arrodillado si es posible).

Podemos animar a los hijos a que ellos también se pongan de rodillas y recen a Dios dando gracias por el momento vivido.

6.- No comer, ni usar el celular, ni chatear, ni jugar

La Santa Misa es un espacio de conexión con Dios y debemos estar concentrados en este propósito.

Hay un momento para cada cosa y durante la Misa debemos estar atentos a la Palabra, esto quiere decir que no podemos estar distraídos

Sería una gran falta de respeto además, para todos los fieles presentes, que por estos motivos causes distracciones, los niños no aprenderán espeto por la Santa Misa

7.- El respeto al sacerdote

Cuando el Sacerdote haga presencia debes ponerte de pie en seguida. Responde a cada una de sus peticiones con un “Amén” en dónde corresponda.

8.- Misas para niños

En algunas parroquias hay Misas especiales para los niños, donde hacen del Evangelio más comprensible en un lenguaje infantil por medio de títeres o representaciones. Trata de ubicar alguna, esto puede ser una buena manera para introducirlos

9.- Con regaños no lograrás nada:

Si participar de la celebración de la Santa Misa con los hijos se transforma en un campo de batalla para usted mismo, usted está haciendo que ellos desde pequeños tengan una mala actitud hacia la Misa.

Es mejor motivarlos e invitarlos sin obligaciones y castigos. Hágales comprender serenamente que es importante ir a visitar la casa del Niño Dios, como lo hace con sus abuelos el fin de semana o sus amigos.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *