5 formas de enseñar a los niños a distinguir entre el bien y el mal

5 formas de enseñar a los niños a distinguir entre el bien y el mal

Aprender a actuar correctamente es un aprendizaje continuo a lo largo de nuestra vida; sin embargo, el desarrollo de la empatía y la gratitud puede establecerse desde que somos pequeños con el apoyo de los padres de familia y maestros.

De acuerdo con el libro Elegir correctamente: un libro sobre lo que está bien y lo que está mal, de Ediciones Dabar, cuando enseñamos a los niños a ser compasivos, empáticos y amorosos no sólo les estamos enseñando qué está bien y qué está mal, sino que estamos que estamos contribuyendo a que se conviertan en personas responsables. Y con eso estamos haciendo del mundo un lugar mejor.

Te compartimos 5 consejos que podemos poner en práctica en el día a día para enseñar a los niños a actuar de la mejor forma posible.

1. Enseña la “Regla de Oro”

La frase “no hagas a otros lo que no quieres que te hagan” es una forma muy sencilla de resumir la empatía. Pide a los niños que se pregunten “¿Cómo me sentiría si alguien me hiciera esto a mí?” Si la respuesta es triste o enojado, entonces sabrán que no deben hacerlo.

2. ¿Qué es lo que tu héroe haría?

Los niños suelen admirar a personajes que consideran buenos y amables. Por eso, hazlo que se pregunte “¿qué es lo que haría mi héroe?” Si la persona que más admira no actuaría de esa forma, quizá él tampoco debería hacerlo.

3. Aprender a perdonar y pedir perdón

Perdonar a alguien significa dejar de estar enojado con él o con ella. Enseña a los niños que a veces necesitamos perdonar a los demás y pedirles a los demás que nos perdonen. Recuérdales que podemos encontrar la fortaleza para perdonar si nos acercamos a Dios.

4. Enseña a reparar las faltas

Es importante que un niño tenga presente que si hizo algo malo, debe disculparse y tratar de corregirlo. Pero lo más importante es aprender de sus errores, entender por qué estuvo mal lo que hizo y no volverlo a hacer.

5. Sentir y actuar

Los niños deben aprender que no porque se sientan mal deben actuar mal. Pide que respiren profundo, que cuenten a 10 y que le pidan a Dios que les ayude a calmarse.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *