Mañana empezamos Cuaresma. Tiempo tan rico y hermoso espiritualmente. Los cristianos por tradición vivimos este tiempo con ayuno, penitencia y caridad. No son acciones vacías que hacemos por cumplir la tradición, son acciones concretas que nos ayudan a prepararnos y crecer espiritualmente año a año para vivir con Cristo el sacrificio más grande que por amor se haya hecho.

Cada Cuaresma es un tiempo nuevo, un inicio que puede ser muy fecundo. Días antes empezamos a pensar qué podemos ofrecer, qué podemos «ayunar». Dejamos las redes sociales, dejamos de comer dulces, no decimos malas palabras, entre tantas cosas que dejamos de hacer. Con buena intención las cosas mundanas se nos mezclan y dejamos de hacer cosas no necesariamente por las razones correctas.

Este año hemos querido ofrecerles una lista de 40 cosas cotidianas que podemos hacer para esta cuaresma. Realizarlas nos ayudará a convertirnos en mejores personas, permitiendo ensanchar nuestro corazón y nuestro espíritu para que la Semana Santa nos encuentre con el corazón dispuesto a acompañar al Señor en su dolor, y recibir con gratitud y alegría la vida que nos ha dado.

Son acciones simples y sencillas de hacer, pero no por eso poco importantes ni exigentes. Que este tiempo de cuaresma, nuestro corazón crezca poco a poco, día a día.

Fuente: Catolic-link